Estudio Socioeconómico en tu Proceso de Reclutamiento: 4 razones para implementarlos

Los Estudios Socioeconómicos en el proceso de reclutamiento son evaluaciones que nos ayudan a comprender mejor a los candidatos más allá de sus habilidades técnicas. Se centran en aspectos como el entorno socioeconómico en el que crecieron, su nivel educativo, su situación familiar y otros factores que pueden influir en su desempeño laboral.

¿Qué es un Estudio Socioeconómico?

Es una investigación profunda que analiza el entorno social y económico de una persona o familia. Este análisis incluye variables como:

  • Ingresos y egresos: Se analiza el nivel de ingresos del individuo o familia, así como sus principales gastos.
  • Vivienda: Se evalúa el tipo de vivienda que habita la persona, las condiciones de esta y si es propia o alquilada.
  • Educación: Se analiza el nivel educativo del individuo y de los miembros de su familia.
  • Salud: Se evalúa el estado de salud del individuo y de su familia, así como su acceso a servicios médicos.
  • Entorno social: Se analiza el contexto social en el que vive la persona, incluyendo su comunidad, relaciones familiares y vecinales.

Los estudios socioeconómicos son una herramienta valiosa para las empresas por las siguientes razones:

  1. Diversidad e inclusión: Los Estudios Socioeconómicos nos ayudan a promover la diversidad e inclusión en el lugar de trabajo al tener en cuenta la variedad de experiencias y contextos de los candidatos. Esto enriquece la cultura empresarial y fomenta la innovación.

  2. Predicción del desempeño: Comprender el entorno socioeconómico de los candidatos puede ayudarnos a prever su desempeño en el trabajo. Por ejemplo, alguien que haya superado dificultades económicas puede tener una gran capacidad de adaptación y resiliencia que sería valiosa para el equipo.

  3. Identificación de talento oculto: Los Estudios Socioeconómicos nos permiten identificar talento que de otra manera podría pasar desapercibido. Al mirar más allá de las credenciales tradicionales, podemos descubrir personas con habilidades únicas y perspectivas frescas que pueden enriquecer nuestro equipo.

  4. Retención de talento: Al tener en cuenta el entorno socioeconómico de los empleados, podemos crear un entorno de trabajo más inclusivo y equitativo. Esto ayuda a fomentar la lealtad y el compromiso de los empleados, lo que a su vez reduce la rotación y aumenta la retención de talento.

Los Estudios Socioeconómicos son una herramienta invaluable en el proceso de reclutamiento. Nos ayudan a promover la diversidad e inclusión, prever el desempeño laboral, identificar talento oculto y mejorar la retención de talento. Así que no subestimes su importancia. Invertir en Estudios Socioeconómicos puede ser la clave para construir un equipo fuerte y exitoso.

En RRHH Ingenia, somos expertos en la realización de estudios socioeconómicos. Contamos con un equipo altamente calificado y con la experiencia necesaria para obtener información precisa y confiable.